Saltar al contenido →

Consejos para tener una correcta salud bucodental

Cuando hablamos de dientes saludables siempre pensamos en una sonrisa perfecta, pero la salud bucodental es mucho más que tener dientes blancos, alineados y relucientes. Se trata de no tener ninguna patología que nos genere molestias, y que las piezas dentales estén lo suficientemente fuertes como para poder masticar de forma eficiente.

TOP consejos para disfrutar de una correcta salud bucodental

Si quieres saber más acerca de cuáles son los mejores hábitos para cuidar la salud de tu dentadura, en este artículo te ofrecemos los consejos que necesitas.

Acude al dentista con cierta frecuencia

Siempre es importante consultar con los profesionales que nos ofrecen un diagnóstico adecuado, o revisan que no haya ningún problema mayor en nuestras piezas dentales. Es muy probable que seas de esas personas que comienzan a tener molestias en la dentadura, y en vez de ir al dentista utilices métodos caseros para reducir el dolor.

Este alivio es momentáneo, pero los problemas persisten, por lo que visitar a un especialista de la salud odontológica es la forma de erradicar cualquier tipo de problema que sea la causante de esos dolores o ese malestar, para que no se vuelva a repetir.

Nuestra recomendación es que visites al dentista al menos una vez al año, aunque si puedes hacerlo con más frecuencia, no lo dudes.

Lo ideal es acudir a profesionales de primer nivel, si tienes ocasión de desplazarte lo ideal sería acudir a los dentistas mataro, ya que es la localidad que mejores dentistas en calidad precio ofrecen.

El cepillado de dientes es lo más importante

Todos sabemos que debemos cepillarnos los dientes, y esto no solo se debe a cuidar la higiene de nuestra boca, sino también preservar la salud de nuestra dentadura.

Es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida y no hacerlo solamente como un trámite del que queremos despojarnos, sino prestar especial atención a la forma en la que realizas el cepillado.

Los movimientos elípticos y cortos son la mejor forma para lograr un cepillado perfecto, no solamente debes centrarte en las piezas dentales, sino que el cepillado se completa llegando a las encías y a la lengua, además de tratar de llegar a todas las zonas de tu boca, incluso aquellas que parecen tener difícil acceso.

Los movimientos de cepillado no necesariamente deben ser bruscos y fuertes. Realizando los movimientos correctos con suavidad, e intentando llegar a los sitios más recónditos lograrás una higiene perfecta y por lo tanto una mayor salud dental.

No debes apresurarte y debes tomarte el tiempo necesario para que tu dentadura se vea perfecta y saludable.

Mantén tu equipo de cepillado dental

Si el cepillado constante no surte efecto y tu higiene dental no llega a ser la adecuada, debes pensar en cuánto tiempo hace que no realizas un cambio del equipo con el que realizas tu cepillado.

Solemos no prestar atención a esto, y cuando nos damos cuenta han pasado muchos meses utilizando el mismo cepillo. Sus cerdas se van deteriorando y cada vez cumplen menos su función de limpiar las piezas dentales, encías, y boca.

Cuando veas que las cerdas de tu cepillo no se encuentran completamente rectas y perpendiculares a la estructura del mismo y se empiezan a doblar hacia el exterior, es momento de realizar el recambio del mismo.

Es recomendable cambiar el cepillo de dientes cada 2 o como máximo, cada 3 meses para que este siempre funcione eficientemente, y logre desinfectar nuestras piezas dentales. Todo dependerá de la frecuencia con la que utilizas el cepillo.

Si lo usas correctamente y te cepillas cuando te despiertas, después de cada comida y antes de dormir, dos meses serán suficientes para que lo cambies por uno nuevo y más funcional.

Si utilizas cepillo eléctrico, debes cambiar el cabezal con la misma frecuencia con la que cambiarías un cepillo convencional.

Otro aspecto importante es la elección de la pasta dental correcta, de acuerdo no solamente a tu gusto, sino también a tu salud bucodental. Existen pastas especiales para distintos tipos de problemas, o sensibilidad dental.

Nuestros dientes se deterioran mucho con el tabaco

El tabaco está contraindicado para la salud de todo nuestro organismo, incluyendo a nuestra salud dental.

Las encías de las personas que fuman tienen menos circulación sanguínea y oxígeno, y esto hace que las piezas dentales no se regeneren ni se reparen de forma adecuada, trayendo distintos tipos de complicaciones.

salud bucodental mujer

Entre las enfermedades que provoca el consumo de tabaco a la dentadura podemos nombrarla periodontitis crónica, halitosis, periimplantitis, manchas amarillentas, y puede llegar incluso a provocar cáncer dental, por lo que es recomendable también para la salud de tus dientes que dejes de fumar cuanto antes.

Una correcta alimentación y mucha agua

Existen alimentos que son buenos para tu boca y otros que no, y por lo general los buenos son los alimentos más saludables también para todo el organismo.

La alimentación es muy importante para la salud dental, al igual que beber una cantidad suficiente de agua de forma diaria, para no tener la boca seca, y equilibrar el pH natural de la misma.

Consume alimentos sanos, como frutas y verduras, que te aportan las vitaminas y los nutrientes necesarios para que todo tu organismo esté mejor, incluyendo tu dentadura, y bebe al menos 1 litro y medio de agua al día para una dentadura más fuerte.

Publicado en Salud

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.