Saltar al contenido →

Cómo cambiar los retrovisores de tu moto paso a paso

Los retrovisores destacan por estar entre los elementos de seguridad, aunque en numerosas ocasiones suelen ser considerados solo como algún objeto de lujo. Sin embargo, el uso apropiado de retrovisores de tu moto te ayudará a garantizar que puedas completar cualquier maniobra de forma segura.

Cabe decir que dependiendo del modelo de la moto, tus retrovisores deben ajustarse de una manera u otra, asimismo, en cada modelo el ángulo de visión, al igual que su posición, podrían variar; aunque en cualquier caso, todos poseen una misma función: ofrecerte una mejor visión de la parte trasera de tu moto y aumentar la seguridad de tu conducción.

Por eso es importante que se mantengan en buen estado y perfectamente ajustados, de modo que es importante que sepas cómo cambiar retrovisores de moto, algo que te explicamos en este post.

¿Qué importancia tienen los retrovisores en una moto?

Para cualquier conductor resulta fundamental conducir manteniéndose atento a los retrovisores de su vehículo, ya sea un coche o una motocicleta; y es que contrario a lo que muchos suelen pensar, estos elementos son piezas de gran importancia a las cuales hay que prestar atención.

En las motos, al igual que en los automóviles, los retrovisores tienen una función trascendental: proporcionarte la oportunidad de ver qué vehículos se acercan a ti por detrás para poder prevenir accidentes y/o realizar maniobras seguras al cambiar de dirección, girar o doblar.

Por regla general, tu moto tiene que contar con dos retrovisores, uno al lado derecho y otro al izquierdo, y su importancia reside en el hecho de que actúan como extensiones de tu visión.

Por eso, resulta esencial que al momento de conducir tu moto dispongas de ellos, y además que te asegures que están limpios y en buenas condiciones, de modo que puedan cumplir su propósito al ofrecerte una imagen calibrada y nítida.

¿De qué forma cambiar los retrovisores de tu moto?

Si tienes una moto seguramente sabes que contar con un retrovisor dañado suele ser un problema que se presenta frecuentemente; razón por la cual es importante que aprendas a cambiar estos elementos de forma correcta.

Y es que resulta reglamentario disponer de ambos espejos en óptimas condiciones a fin de prevenir posibles accidentes.

En este sentido debes tener en cuenta que un retrovisor flojo y/o dañado en tu moto, podría terminar afectando tu conducción en mayor medida; pero afortunadamente, tienes la posibilidad de evitar cualquier problema al saber cómo cambiar los retrovisores de tu moto.

Y es que no es preciso que acudas a algún experto para poder hacerlo, sino que puedes lograrlo siguiendo los consejos básicos que te presentamos a continuación:

1.      Reparar retrovisores con espejos rotos

Si alguno de los retrovisores de tu moto tiene su espejo roto, o si llegas a percibir algún tipo de grieta o golpe en el vidrio, será necesario que lo desmontes de forma inmediata; lo cual podrás hacer utilizando una llave.

Después deberás tomarte el tiempo para acudir a alguna tienda especializada llevando el retrovisor dañado, o buscar una tienda de vidrios en la que tengas la oportunidad de cambiar el cristal de tu espejo retrovisor.

Asimismo, debes tener en cuenta que según el modelo de retrovisor y el lugar en el que lo compres, tienes la posibilidad de encontrar sustituciones del vidrio fabricadas a medida; lo cual resulta incluso una alternativa más acertada debido tanto a la compatibilidad como a las especificaciones del vidrio para tus retrovisores.

En cualquier caso, antes de colocarlo, tendrás que cerciorarte que el cristal logre encajar perfectamente dentro del marco del retrovisor.

2.      Reparar retrovisores con roscas flojas

En caso de que el problema del retrovisor de tu moto se deba a que su espejo no permanece fijo, sino que se mueve. Debes tener en cuenta que es posible que esto se deba a 2 motivos, que afortunadamente se pueden solucionar con cierta facilidad.

La primera razón detrás de este inconveniente, se debe a que el mecanismo de rosca encargado de sujetarse se encuentra dañado, en cuyo caso deberás asegurarte de cambiar la rosca del espejo retrovisor.

Para hacerlo, debes adquirir primero el reemplazo en una tienda especializada, asegurándote que tenga las dimensiones y presentación apropiada.

Asimismo, cuando el daño no es muy grande, podrías optar por pegar el espejo del retrovisor o soldarlo manualmente; sin embargo, esta opción solo es apropiada si no compromete el mecanismo propio de los retrovisores, ya que de lo contrario solo conseguirás que se mueva en mayor medida.

El otro motivo consiste en que el problema se deba al tornillo del retrovisor, en cuyo caso también tendrás la posibilidad de cambiarlo sin muchas complicaciones.

En cualquier caso después de descubrir cuál es el problema y qué piezas del retrovisor debes cambiar, solo tendrás que desmontarlo y arreglar el problema, para después colocar otra vez el espejo en su lugar.

Finalmente, cuando no es posible reparar o sustituir las piezas dañadas del retrovisor, la alternativa más apropiada será entonces que optes por adquirir un nuevo retrovisor y que lo cambies.

3.      Cambiar espejos retrovisores homologados

Los retrovisores de serie que poseen las motocicletas se encuentran homologados, por lo que al momento de cambiarlos, tendrás que cerciorarte que cuentan con el certificado de homologación correspondiente, ya que de otra forma, es posible que no logres pasar la inspección de la Policía, o que recibas una multa cuando las autoridades soliciten dicha documentación y no logres confirmarla.

 

 

Publicado en Ocio Tecnología

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.